Hola visitante de diseño web Alicante y Murcia - DwAlicante, Le presentamos los mejores proyectos y formatos gráficos de alta calidad con un montón de características.

 

El contenido que visualiza un cliente se obtiene debido a su interacción con una aplicación que es gestionada por el servidor. De este modo, se suele hacer referencia al concepto de aplicaciones Web, o de aplicaciones para la Web, como aquellas aplicaciones informáticas cuya interface de usuario (capa de presentación) se construye utilizando páginas Web que son interpretadas por un navegador Web, en lugar de construirse sobre ventanas y controles específicos de un sistema operativo concreto. Como cualquier otro tipo de aplicación informática, las aplicaciones Web están constituidas por un conjunto de procesos, representados por páginas Web que pueden incluir procesamiento en el cliente o en el servidor (capas de presentación y de lógica del negocio) y, por un conjunto de datos almacenados en Bases de Datos o en documentos XML (capa de datos).

Las aplicaciones Web pueden ser clasificadas de acuerdo a múltiples criterios: dependiendo del modelo arquitectónico seleccionado, según la tecnología de desarrollo utilizada o, también, desde un punto de vista más funcional, es decir, considerando la capacidad de interacción de los usuarios en relación a la interfaz Web que se les presenta. Este último criterio da lugar a la clasificación de las aplicaciones Web en estáticas, dinámicas e interactivas:

 

  • Aplicaciones Web estáticas: hacen referencia a aquellas aplicaciones Web en las que el usuario recibe una página Web cuya interacción no conlleva ningún tipo de acción, ni en la propia página, ni genera respuesta alguna por parte del servidor. Este tipo de aplicaciones suele realizarse utilizando el lenguaje HTML exclusivamente para la organización visual o presentación de la información. Un ejemplo típico de este tipo de aplicaciones Web lo constituye un sitio Web corporativo de cualquier organización, en el que la variabilidad de los contenidos se producen a través de tareas de mantenimiento de las páginas Web que conforman el conjunto del sitio Web.
  • Aplicaciones Web dinámicas: la programación de estas aplicaciones suele conocerse con el nombre de HTML dinámico (DHTML) y se refiere a aquellas aplicaciones en las que la interacción del cliente con el recurso recibido por parte del servidor (página Web) produce algún tipo de cambio en relación a la visualización del mismo, es decir, cambios en la capa de presentación. Estos cambios dinámicos, o a lo largo del tiempo, se refieren a modificaciones de formato, ocultación de partes del documento, creación de elementos nuevos, etc. que pueden ser ejecutados tanto en el cliente como en el servidor, e incluso en ambos conjuntamente. Las tecnologías Web y los lenguajes de programación más significativos involucrados en el desarrollo de aplicaciones Web interactivas son: HTML, CSS, scripts de cliente (JavaScript), objetos Flash u otros objetos embebidos, controles ActiveX, controles de servidor, etc.
  • Aplicaciones Web interactivas: al contrario que en los tipos de aplicaciones anteriores, en las aplicaciones Web interactivas la interacción del usuario produce un cambio en la información contenida en el recurso recibido. Las aplicaciones Web interactivas se basan en que dicha interacción hace que se genere un diálogo entre el cliente y el servidor. Desde el punto de vista del modelo de desarrollo y según cada aplicación concreta, la lógica del procesamiento asociada al inicio y a la gestión de dicho diálogo puede ser ejecutada tanto en el cliente como en el servidor, e incluso en ambos conjuntamente.

aplicaciones web alicante

El tipo de aplicaciones Web interactivas es el más utilizado actualmente y en el que las tecnologías disponibles han evolucionado más en los últimos años. El interés por el desarrollo de aplicaciones Web interactivas se relaciona con la necesidad de integrar en la Web los datos almacenados en bases de datos. Las aplicaciones Web interactivas puedan representar funcionalidades complejas que presenten información de naturaleza cambiante a lo largo del tiempo y/o que puedan ajustarse a las necesidades de información propias de cada usuario. Por ejemplo, para desarrollar una aplicación Web que presente la información sobre las películas que se proyectan en los cines de una ciudad, es necesario desarrollar una aplicación interactiva que presente esta información cambiante que estará almacenada en una base de datos. Y mucho más cuando se precise incorporar funcionalidades como la presentación de los horarios de inicio de las sesiones o la compra de entradas en sesiones numeradas. Otro ejemplo sería el desarrollo de aplicaciónes Web para presentar la información de las cotizaciones de los valores bursátiles en tiempo real. La naturaleza dinámica, o cambiante a lo largo del tiempo, de este tipo de información hace necesario su almacenamiento en bases de datos y, su posterior consulta y presentación Web a través de los procesamientos adecuados. Otro ejemplo puede ser el desarrollo de una aplicación Web para la gestión de correo electrónico vía Web o la gestión de una red social. En estos casos, la naturaleza cambiante de la información a presentar puede no ser el elemento determinante, aunque sí lo será la necesidad de adaptación de la información a presentar para cada usuario.

Las tecnologías implicadas en el desarrollo de aplicaciones Web interactivas varían mucho en función de si son ejecutadas en el lado del cliente o en el lado del servidor. En la actualidad, la tecnología de referencia en el entorno del cliente para el desarrollo de aplicaciones Web interactivas es AJAX (Asynchronous JavaScript And XML). En el entorno del servidor, que constituye el ámbito de estudio de referencia, existen diversas tecnologías de desarrollo para la construcción de aplicaciones Web interactivas, cuya panorámica y estado del conocimiento tecnológico actual se estudia en los siguientes apartados.

La Imagen muestra una representación de la dinámica general del mecanismo de procesamiento de código en el entorno del servidor Web. Evidentemente, este mecanismo queda insertado en el contexto de la dinámica de funcionamiento del servicio Web

aplicaciones web dinamicas

En primer lugar, el navegador Web (cliente) solicita un recurso que contiene código escrito que especifica un procesamiento a ejecutar por el servidor Web. Existen diversos métodos y tecnologías para especificar el código escrito o la funcionalidad que ejecutará el servidor Web. Establecida la conexión con el servidor Web, en segundo lugar, éste las aplicaciones web localizan el recurso solicitado dentro de su sistema de almacenamiento asociado y, al detectar que el recurso incluye código que especifica un procesamiento en el servidor realiza una llamada al módulo de procesamiento en el servidor. En tercer lugar, el módulo de procesamiento en el servidor ejecuta el procesamiento solicitado. En el caso de que el procesamiento a ejecutar solicite un acceso a un servidor de base de datos, se establece la conexión con la base de datos y se ejecuta el comando de acceso a datos incluido que suele estar especificado empleando SQL. Finalizada la ejecución, en cuarto lugar, el servidor Web envía el resultado del procesamiento solicitado por las aplicaciones web al cliente a través de la infraestructura de Internet. Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que el resultado de un procesamiento en el servidor Web es un documento HTML válido (página Web) que incorpora dinámicamente en su contenido la información resultante de la ejecución. Finalmente, conforme va llegando el contenido del documento HTML resultante del procesamiento en el servidor Web, va siendo interpretado por el navegador Web, reconstruyéndose en la ventana de visualización.

Dw Alicante - desarrollo de aplicaciones web

Comentarios

Escriba un comentario

Deje aquí su comentario respetando las normas de buena conducta.

Código de seguridad
Refescar